El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, detalló que “estamos atravesando la decimoquinta semana de baja consecutiva de casos. Un 91% de descenso desde el pico de la segunda ola a mediados de mayo y estamos en niveles pre primera ola. Es el mejor momento epidemiológico”.

“Los cuidados sostenidos del pueblo comprometido, los efectos de la campaña de vacunación y retraso del ingreso de la variable Delta producto de los exhaustivos controles y el compromiso de las personas viajeras nos ponen en un lugar totalmente favorable a la salida del invierno. Este gran momento se traduce directamente en la ocupación de camas y las muertes por COVID. Tenemos un 21% de ocupación y los fallecimientos llevan 11 semanas de descenso sostenido, representando una caída del 97% desde el pico del 2020 que fue la última semana de mayo”, añadió.

“Tal es así que ya tenemos más de la mitad de los hospitales y sanatorios que no registran una internación por COVID desde hace 15 días y una gran cantidad de ellos desde hace un mes. Además, tenemos 51 distritos que no reportan un fallecido desde el 31 de Julio. Los resultados de la planificación y la estrategia de la campaña de vacunación están a la vista. Es innegable el efecto que causó en la población que se fue vacunando. Los casos fueron bajando a medida que la campaña escaló”, subrayó.

“Tuvimos dos meses récord de aplicación de vacunas. En Julio y Agosto todo el equipo de salud hizo un esfuerzo invaluable para poder llegar a cada persona que se quería vacunar y por alguna razón no lo había hecho, pero también para completar esquemas a gran velocidad. Sigamos cuidándonos. Esto todavía no terminó, pero logramos la proeza que a nadie le falte una cama ni atención médica en el momento que lo requirió. Vamos a terminar de completar los esquemas pendientes y vacunar a todos y todas las menores de 18. Falta. Pero estamos muy cerca”, completó.