La CGT, los gremios opositores a la conducción de la central obrera enrolados en el moyanismo y las dos CTA se movilizarán el próximo 4 de abril para protestar contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri.

A la "Gran Marcha Nacional" por el trabajo y la producción se sumarán también entidades que agrupan a PyMEs y organizaciones sociales y de la economía popular, como la CTEP.

Según informaron, los dirigentes sindicales se reunirán con representantes del PJ para que se sumen a la movilización que pretende ser multitudinaria.

La CGT se reunió además en las últimas horas con varias entidades que nuclean al sector de las pequeñas y medianas empresas y diputados nacionales para discutir una agenda conjunta en medio de la crisis económica.

Los referentes del sector productivo advirtieron que este año bajarán sus persianas al menos 5 mil empresas, que se suman a las más de 25 mil que cerraron entre 2016 y 2018. Como consecuencia de estos cierres 25 mil trabajadores quedarán sin trabajo, advirtió Eduardo Fernández, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME).