Según se pudo saber, en algunos intendentes del Grupo Dorrego la noticia no cayó para nada bien, y así lo manifestaron en la reunión que mantuvieron en la Legislatura bonaerense, junto al bloque de senadores y senadoras de Juntos por el Cambio.

Aunque reconocen a Carrió como una “líder fundadora del espacio, y se la respeta como tal”, su giro radical en apenas diez días donde pasó de “no voy a ser candidata ” a subirse al ring bonaerense enojó a los que desde principio de año trabajan para consolidar su armado y ser la cabeza del partido en la provincia.

“Fue un tema de conversación porque no estaba en los planes de nadie”, contó un vocero del Grupo Dorrego, en relación a la reunión en el senado. “Lo que más impactó es la decisión de meterse en la provincia”, refrendó otro colaborador del espacio. Además, ponen sobre la lupa su capacidad de gestión, y dudan que mida de forma positiva en la provincia.

No son todas críticas. “Nadie deja de reconocer que Carrió en muchos aspectos es una líder favorable para el espacio. Carrió ha logrado consolidar un poder político que claramente beneficia al conjunto de Juntos por el Cambio. Tracciona favorablemente”, aclaran desde el espacio.

La fundadora de Juntos por el Cambio se suma a una contienda que ya disputan Jorge Macri y Julio Garro, del Grupo Dorrego; Diego Santilli y Cristian Ritondo, además de un posible candidato radical y de la intención de Emilio Monzó de lanzar su propia boleta.

Por ese motivo, una de las especulaciones del grupo de intendentes es que Carrió definió su candidatura para militar la necesidad de las PASO, que el Gobierno nacional y varios gobernadores quieren eliminar el año que viene, y que Juntos por el Cambio luchará por sostener. Con o sin primarias, los intendentes de Juntos por el Cambio no están seguros de cuál será el próximo paso de Lilita. Incluso, creen que puede bajar su candidatura. "Hay que ver qué termina pasando", señalaron.

Fuente: Infocielo