“En toda la provincia de Buenos Aires, ahora hay alrededor de 500 escuelas sin clases”, aseguró el secretario adjunto de Udocba, Alejandro Salcedo. El gremio integra el Frente Docente Bonaerense que convocó a un nuevo paro docente en el principal distrito del país. 

“Es una política de no asignar presupuesto, encima dicen que los trabajadores somos los culpables de que no haya clases y es una mentira”, enfatizó el gremialista al portal Infocielo. Cuando asumió, la gobernadora María Eugenia Vidal aseguró que la educación iba a ser prioridad durante su gestión. Mintió. 

"Necesitamos que la gobernadora se ponga al frente para dar soluciones que prometió en su campaña política junto a Macri. Hay un abandono de la escuela”, describió el dirigente sindical. La falta de fondos para infraestructura, situación que empeorará en 2019 por el ajuste ordenado por el FMI, hace que 500 escuelas no puedan abrir sus puertas. En Moreno, las clases están paralizadas luego de que una explosión causó la muerte de dos trabajadores de la educación.