En medio de las negociaciones del gobierno bonaerense con sus acreedores, que incluyó la propuesta de postergar el pago de un bono de 257 millones de dólares hacia el 1 de mayo y la voluntad de la cancelación total y por adelantado de sus intereses, Axel Kicillof salió a responder la crítica de sectores económicos y mediáticos que durante 4 años de macrismo algunos de ellos fueron cómplices a las políticas de endeudamiento. 

“Sigo leyendo, azorado, el tratamiento que da parte de la prensa al diálogo en curso con los bonistas de la Provincia de Buenos Aires. “Acorralado” parece ser un adjetivo estrafalario para describir esta instancia de la negociación” sostuvo el gobernador acerca de una nota publicada en Ámbito Financiero.  

Por medio de un hilo de tweets, el gobernador explicó el trasfondo de la imposibilidad de la Provincia para hacer frente a la deuda externa. “Observo que insisten con enfatizar que el bono que se está discutiendo fue emitido en 2011. No hace falta ser un especialista para comprender que ese no es el problema de sostenibilidad que experimenta la Provincia” agregó.

Y Enfatizó: “la actual emergencia se produce por el sobreendeudamiento que generó la gestión de Macri y Vidal, en relación a los recursos disponibles”. Juntos al posteo, Kicillof compartió dos gráficos que muestras el crecimiento exponencial de la deuda durante el último gobierno.  

“El primer gráfico muestra que 2/3 de los vencimientos de este año corresponden a la gestión Vidal.  El segundo muestra que Vidal en sus 4 años contrajo el doble de deuda que en los 8 anteriores” explicó.

Al tiempo que culminó: “no es una queja, pero los bonaerenses merecen un tratamiento más profesional de una cuestión tan seria y delicada”.