Según los números oficiales del Ministro de Economía, Hernán Lacunza, la deuda pública de la provincia de Buenos se incrementó el 10,5% en 2017. Sin embargo, con la mega devaluación de los últimos meses, el gobierno necesitará un 30% más de pesos para afrontar los pagos computados hasta diciembre del año pasado.   

En números concretos, la deuda de la Provincia equivalía la suma de US$13.649 millones, unos $254.531 millones según la cotización de ese momento ($18,65). Esto representó un incremento del 10,5% respecto del final de 2016, cuando la deuda total ascendía a US$12.353 millones.

Sin embargo, la devaluación producida en los últimos meses, sobre todo tras la corrida cambiaria que se inició a fines de marzo, incrementó la cantidad de pesos que requiere la Provincia para afrontarla. En efecto, mientras que en diciembre de 2017 se necesitaban $254.531 millones, en la actualidad ese número aumentó a $333.000 millones.

Acorde al Informe Trimestral de Deuda, el 74,8% del total de deuda representa obligaciones en moneda extranjera (60% en dólares y 14% en pesos). Respecto de los vencimientos, el 19,1% ocurrirán este año, mientras que el 57,1% está concentrado en el mediano plazo, y el 23,7% a largo plazo. En ese marco, en 2018 la Provincia deberá afrontar pagos por $67.000 millones, de los cuales el 57,9% corresponde a obligaciones en pesos y el resto en moneda extranjera.