El presidente Mauricio Macri desembarcó hoy en la ciudad de La Plata para participar de la reunión ampliada de Gabinete de María Eugenia Vidal. Ante funcionarios y legisladores bonaerenses de Cambiemos, el Jefe de Estado arengó a la tropa de Cambiemos y, de cara a la campaña electoral, respaldó a la Gobernadora.

Golpeado en su imagen por la crisis económica, Mauricio Macri buscará pegarse a la figura taquillera del PRO, María Eugenia Vidal, que mantiene un capital político de mayor vuelo que el propio presidente.

Al igual que en la campaña electoral de 2017, cuando la cara visible de Cambiemos fue la gobernadora Vidal, Macri recorrerá la Provincia acompañado por la mandataria bonaerense. Ya hubo varias señales de esa estrategia: desde principios de años, todas las actividades oficiales mostraron al presidente y la gobernadora juntos.

El escenario que se abre de cara a las elecciones de este año es si Vidal logra diluir la imagen negativa del presidente, o si sucede al revés, y la gobernadora termina arrastrada por el rechazo de un sector importante de la sociedad hacia el Jefe de Estado.

Por lo pronto, una de las definiciones del equipo comunicacional de la gobernadora fue plegarse al eje planteado por el asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba. “No se habla de economía” fue la orden del consultor. En su discurso del 1 de marzo, ante la asamblea legislativa, Vidal siguió al pie de la letra las instrucciones y no hubo referencia a temas económicos. Tampoco habló de la situación de la industria y las Pymes.

Uno de los puntos a favor de María Eugenia Vidal es el blindaje mediático que tiene su gobierno. En cada medida económica que impacta en la sociedad, la gobernadora ha salido ilesa a diferencia del costo político del ajuste en la figura de Mauricio Macri.

A pesar de contar con un aparato mediático a su favor, el núcleo duro de la Gobernadora ve con preocupación los números que arrojan los distritos del Conurbano Bonaerense, golpeados por la crisis económica, donde la figura de la ex presidenta Cristina Kirchner crece en desmedro de la marca política Cambiemos.