La fábrica de calzado Paquetá de Chivilcoy, despidió a 600 trabajadores tras acumular stock por la caída de la demanda y la apertura de importaciones. 

Tras conocerse el cierre total de la planta Extreme Gear que producía zapatillas para Adidas, al igual que Paquetá, pero en Esteban Echeverría.

La fábrica es la empresa privada que más personas emplea en Chivilcoy por lo que generó conmoción y es un verdadero ejemplo de la crisis de producción que comienza a sentirse de forma cada vez más aguda en el interior y el conurbano de la provincia de Buenos Aires.

Las autoridades de Paquetá decidieron despedir a un grupo de trabajadores a partir del 28 de septiembre, otro desde el 1 de octubre y, por último, el tercer grupo desde el 10 de octubre, según informó el portal Infogremiales.

Vale recordar que a fines de mayo, la planta cerró cuatro líneas de producción y, en aquel momento, surgió la preocupación por la paralización de dos líneas más prevista para septiembre. Por aquellos días, los concejales Fernando Poggio y Constanza Alonso, de Unidad Ciudadana, presentaron un proyecto para declarar la emergencia laboral en Chivilcoy. Hasta la actualidad, la iniciativa no tiene tratamiento legislativo.

“Hace once años Paquetá arribó a la ciudad producto de un modelo económico basado en la sustitución de importaciones”, dijo Alonso al portal CuestiónPolítica, en relación a las políticas del gobierno kirchnerista. Extreme Gear, la planta que cerró en Echeverría, también había sido inaugurada durante el gobierno anterior, en 2011, tras una inversión de 15 millones de dólares.