El ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, aseguró este viernes que “es necesaria una actualización del derecho labroal en Argentina”. Lo dijo en su visita oficiala la ciudad bonaerense de Azul, donde se reunió con el intendente, Hernán Bertellys y otros funcionarios locales.

Villegas como titular de la cartera de Trabajo, también visitó las instalaciones del ex Molino Nuevo, recientemente adquirido por empresarios locales, a fin de reactivar su producción. Además, el integrante del gabinete de María Eugenia Vidal mantuvo una charla con este matutino.

En declaraciones realizadas al periódico El Tiempo, el Ministro señaló que es necesario una reforma laboral en el país y dijo “cada vez que se habló de flexibilizar o de reformar las leyes de trabajo, la inmensa mayoría que se opone lo hacen sin saber muy bien por qué y sin conocer los contenidos”.

“Creo que la Argentina tiene una legislación laboral muy antigua. Por ejemplo, el Decreto Ley de Jornada Laboral es de 1933”, dijo el funcionario bonaerense, para luego destacar que “cuando uno analiza con algo más de profundidad, lo que ve es que las leyes no han sido reglamentadas. Entonces yo creo que sí es necesaria una actualización del Derecho Laboral en la Argentina, que es mucho más que la legislación, es la jurisprudencia, las opiniones doctrinarias, los debates, la letra de la ley y también las reglamentaciones. Creo que el camino es tener una unificación. Tenemos un Código Civil, un Código Penal, un Código Procesal, cuerpos legales integrados por una hermenéutica, mientras que el Derecho Laboral está desperdigado por todas las cuestiones anteriormente planteadas”.

El funcionario de Cambiemos hizo hincapié en que “el trabajo no financia al Estado; el dinero de las cargas sociales va a el Estado y con eso se administran sistemas que son prestacionales para los trabajadores. Los impuestos al trabajo no existen. Está el Impuesto a las Ganancias, que es el único que paga el trabajador sobre su salario. El resto son cargas sociales, son aportes y contribuciones con los cuales se aspira a ‘bancar’ sistemas prestacionales que fueron diseñados en otros tiempos y sin financiamiento alguno. Por eso hay que trabajar sobre esas cuestiones”.