El diputado Alex Campbell y ex alto funcionario del gobierno de María Eugenia Vidal, fue mencionado como nexo de esa administración con el espionaje ilegal en la causa por ese motivo que instruye el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.

La primera mención de ese rol por parte de Campbell fue realizada por el juez Villena al obispo de Lomas de Zamora y titular de la pastoral social, Jorge Lugones, en una reunión vía zoom en la que el magistrado le informó los elemento que había reunido sobre el seguimiento del que habría sido víctima.

Hoy, fue el exintendente de La Plata, Pablo Bruera, sobrino de Lugones, quien concurrió al juzgado a ser notificado por el juez de que también tiene elementos que probarían que también fue víctima de espionaje ilegal, luego de lo cual se presentó como querellante en la causa.

Bruera, en ese marco, confirmó que Villena ubica a Campbell como el nexo de los agentes de AFI que producían los informes ilegales por orden directa de Alan Ruiz, el agente que la exministra Patricia Bullrch ubicó como director de Operaciones Especiales del organismo, y el gobierno de Vidal.

“Villena me dijo que tiene probado en la causa que Campbell no solo recibía informes de inteligencia ilegales –al igual que exfuncionaria de la Casa Rosada Susana Martinengo- sino que a veces también los pedía, o pedía ampliaciones de informes”, dijo a DIB Bruera.  El exintendente señaló además que el magistrado cree que el diputado “formaba parte de la organización ilegal” dedicada al espionaje.

La sospecha sobre el rol de Campbell, en ese marco, es que pudo haber provisto de la información obtenida por los espías a la propia Vidal o a su ministro de Seguridad -actual diputado nacional- Cristian Ritondo. En ese momento en el que se produjeron los hechos investigados, su cargo era subsecretario de Asuntos Municipales.

Lugones, cercano al papa Francisco, que lo impulsó a la titularidad de la pastoral social, habría quedado en la mira del espionaje tras haber mantenido un duro cruce con Vidal en junio de 2018, cuando al abrir la semana social de la Iglesia y en presencia de las entonces gobernadora le reclamó: “Están bien los verbos ‘estar’ y ‘hacer’, pero lo importante es sentir y tener sensibilidad social”.

Pero si ese es el motivo invocado del seguimiento del prelado, en el caso de Bruera, el motivo sería la sospecha de que formaba parte de un supuesto armado político integrado por su tío, el obispo Lugones, con base en el Vaticano.

El exintendente pedirá a su vez que se investiga si en La Plata funcionó lo que las versiones mencionan como “base ocho”, una supuesta base de la AFI que habría funcionado en un departamento de la diagonal 74 de la capital provincial, desde donde se habría hecho inteligencia ilegal.

Campbell es un dirigente muy cercano a la exgobernadora, que lo impulsó para presidir Diputados -y lo ubicó en un lugar expectante en la lista de la primera sección electoral- en las elecciones pasadas. Ahora, se encuentra en aislamiento en su casa después de haber dado positivo de coronavirus. Había estado con Vidal -que también padece Covid-19- poco antes en una reunión política, por lo que se especula que pudo haber contagio entre ellos.