Miente, miente, que algo quedará. La gobernadora María Eugenia Vidal aseguró, de modo increíble, que dejó menos deuda en dólares que Daniel Scioli. "Recibimos 11.200 millones de dólares y dejamos 11.000 millones dólares. De hecho, bajamos 200 el stock de deuda", mintió. 

Cualquiera que sepa de números y cuestiones contables, sabe que se trata de una mentira brutal. La trampa contable tiene que ver con convertir la deuda en pesos en dólares. Y no considerar que en 4 años hubo una fenomenal devaluación que mandó el dólar de 9 pesos (el oficial en 2015; 15 el blue) a 60 pesos. Es decir cada dólar nortemericano cuesta hoy casi 10 veces más que hace cuatro años. 

Así las cosas, en 2015, el peronista Scioli dejó, en pesos, 155 mil millones mientras que Vidal dejará 518 mil millones de pesos, casi 5 veces más. 

Además, existe otro problema que tiene que ver con que la deuda tomada por el macrismo bonaerense está nominada en dólares, lo que se encarece con cada devaluación (la mayoría de la endeudada estaba en pesos). 

Por ese motivo, el gobernador entrante, Axel Kicillof, aseguró que recibe "tierra arrasada", que lo obliga a reconfigurar el esquema de los próximos pagos. Vidal se va con muy poco para mostrar, excepto mentiras...