La presidenta Cristina Fernández firmó ayer una nueva etapa del Programa Federal de Desendeudamiento con 16 provincias, que se verán beneficiadas por un ahorro estimado en 1.800 millones de pesos.

Los acuerdos por refinanciación se enmarcan en un programa establecido en mayo de 2010 y se renuevan cada tres meses, por lo general en actos llevados a cabo en Casa de Gobierno, como ocurrió en esta oportunidad.

Dentro del grupo de provincias alcanzadas por el beneficio está Buenos Aires, para la que el monto refinanciado en este trimestre asciende a una suma cercana a los 858 millones de pesos con una tasa del 6 por ciento.

Seis provincias más no forman parte del programa y, en consecuencia, sus autoridades no formaron parte del acto: Córdoba, Formosa, La Pampa, San Luis, Santa Fe y Santiago del Estero.

En un mensaje transmitido por cadena nacional, la presidenta destacó que “a las provincias que han sabido administrar les pasó lo mismo que al país: al desendeudarnos, podemos trabajar y darle mayores bienes a nuestra comunidad”.

Los gobernadores que suscribieron fueron: de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Corrientes, Ricardo Colombi; de Chaco, Jorge Capitanich; de Chubut, Martín Buzzi; de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y de Jujuy, Eduardo Fellner.

También firmaron convenios los mandatarios de La Rioja, Luis Beder Herrera; de Mendoza, Francisco Pérez; de Misiones, Maurice Closs; de Neuquén, Jorge Sapag; de San Juan, José Luis Gioja; de Santa Cruz, Daniel Peralta; y de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos. Asimismo, firmaron el acuerdo el vicegobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur; y el ministro de Economía de Salta, Carlos Parodi.