Según el trabajo, las licitaciones para realizar construcciones en la provincia de Buenos Aires pasaron de $18.336 millones a tan sólo $7.480 millones, durante el primer trimestre de 2017 y los primeros tres meses de este año.

Analogías advierte que Buenos Aires "perderá el motor que le permitió en 2017 recuperar parte de lo perdido en 2016". Además, prende el alerta ante la principal consecuencia de esto: caída de empleo.

Además, la consultora considera que estos números "evidencias ratifican la hipótesis de que el país, y especialmente la Provincia".

A pesar que durante la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense, la gobernadora María Eugenia Vidal había anunciado que gran parte del presupuesto sería destinado a la construcción de vías, canales pluviales y edificios, lo cierto es que su gestión demuestra lo contrario.

Cuando el proyecto de Cambiemos fue enviado a comisiones para su tratamiento, el mismo consignó que triplicaba las partidas destinadas al Ministerio de Infraestructura y servicios públicos, lo que debería implicar un 70% más de inversión en obras públicas y la consecuente creación de 70 mil puestos de trabajo directos y algo más de 40 mil empleos indirectos.