Este miércoles, a las 13 horas, los legisladores de las bancadas opositoras presentarán un proyecto en conjunto que declara de interés la producción y comercialización de cerdos para proteger a los más de 500 establecimientos radicados en la provincia de Buenos Aires.

La presentación de esta iniciativa tiene una fuerte connotación política. A dos días de la sesión donde se debatirá el proyecto de tarifas, las bancadas se mostrarán en una unidad que, si se replica en el recinto, podrán ganar el debate sobre una baja en los servicios públicos.

La medida también contempla evitar el ingreso de enfermedades exóticas a la provincia de Buenos Aires, mediante la prohibición del ingreso de productos provenientes de países no libres de Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS).

En relación a este punto, el proyecto sostiene que con la importación de estos productos “se pondría en riesgo el estatus sanitario de la Provincia, libre de dicha enfermedad, generando un impacto negativo en la producción porcina local, teniendo en consideración que la vacunación contra esta enfermedad hoy se encuentra prohibida en todo el territorio nacional”.

Dentro de la provincia de Buenos Aires, la industria porcina contempla el 52% de los frigoríficos de faena. A partir de la apertura de importaciones y la llegada de productos de cerdos desde países del exterior, el sector se ha visto fuertemente perjudicado, poniendo en peligro miles de puestos de trabajo.

Participarán en la conferencia de prensa en el Anexo de la Cámara diputados y diputadas que integran los bloques del Frente Renovador, Peronismo Kirchnerista, Unidad Ciudadana - FPV - PJ, Convicción Peronista y Unidad y Renovación.