En medio de una fuerte crisis económica y social, donde La Plata es uno de los distritos con los índices de desempleo más altos de la provincia de Buenos Aires, su intendente Julio Garro presentó un anteproyecto de un nuevo “Código de Convivencia Ciudadana” con duras sanciones penales a los trabajadores de la economía popular.

Uno de los sectores que más creció en los últimos años, producto del desempleo, son los manteros y los vendedores ambulantes. Para ellos, la iniciativa del mandatario de Cambiemos establece multas de 20 a 2.000 módulos (3.440 a 344.000 pesos) y/o arrestos.

Por ejemplo, el artículo 182 prevé que “el ofrecimiento a viva voz de productos o el empleo de adminículos sonoros destinados a llamar la atención del público será sancionado con multa de 20 a 1.000 módulos” (3.440 a 172.000 pesos).

“Nosotros no estamos delinquiendo, no vamos a permitir que sea arrestado nadie”, afirmó María Rosa, vendedora de la ciudad, en diálogo con el medio platense Contexto. Y agregó: Garro tiene que entender que el sueldo no alcanza, que por eso salimos a vender. ¿Qué quiere que nos muramos de hambre?”.

Desde el año 2016, la plaza de San Martín, ubicada en pleno centro de la Capital provincial, ha sido el escenario elegido por miles de familias de la región que llevan su manta para vender distintos tipos de mercaderías, desde ropa usada hasta comestibles, y cada vez son más los trabajadores que optan por esta modalidad de comercialización callejera como una salida a la crisis económica.

En cuanto a los cartoneros y recicladores urbanos, el nuevo Código de Convivencia de Julio Garro profundiza la persecución y hostigamiento hacia su sector. “La selección de residuos domiciliarios, su recolección, adquisición o transporte, almacenaje, manipulación o venta en contravención a las normas reglamentarias pertinentes, será sancionado con multa de 50 a 500 módulos (8.600 a 86.000 pesos) y/o arresto hasta cinco días”, establece el artículo 116.

Además, el 217 establece la prohibición en todo el territorio municipal de la tracción a sangre –el uso de los caballos, la principal herramienta de trabajo de los cartoneros– y establece multas de “500 a 1.500 módulos (86.000 a 258.000 pesos) quien infrinja la presente prohibición, procediendo al decomiso del animal”.

En un contexto económico sumamente delicado, la propuesta de Cambiemos también criminaliza a los “limpiavidrios”. El articulo 206 sostiene: “El que ofreciera cualquier servicio a quien se encuentre en el interior de vehículos, cuando estos se detengan en los semáforos, que pudieren poner en peligro su propia integridad física o afectaren el tráfico en la vía pública, serán sancionadas con multa de 50 a 1.000 módulos y/o arresto de hasta quince días”.

Desde la Comuna informaron que el ante proyecto del “Código de Convivencia Ciudadana” será debatido en distintos barrios platenses para que los “vecinos hagan sus aportes” antes de que la iniciativa llegue finalmente al Concejo Deliberante.