El gobierno bonaerense autorizó el uso del bastón como arma reglamentaria de los policías. Además, los custodios de Vidal se formarán en “Krav Maga”, una modalidad de combate surgida dentro de las fuerzas israelíes.

Mediante la resolución 2020/2018, el Ministerio de Seguridad de la Provincia, conducido por Cristian Ritondo, autorizó la utilización del bastón Tonfa, elemento que había dejado de usarse entre las armas reglamentarias de los efectivos de la Bonaerense y que a partir de ahora podrá ser un instrumento más para la represión.

Según el instructivo enviado a los 90 mil agentes que conforman la fuerza, “el potencial del Bastón Tonfa Policial le brindará al personal autoconfianza y seguridad”. Además, el manual tiene como objetivo “concientizar al personal policial de las técnicas defensivas y de las áreas corporales en las cuales se aplicará la acción ofensiva”. Y advierte de los riesgos: “la obligación legal de entender que dicho elemento, si es mal utilizado, puede causar heridas graves o la muerte (sic)”.

En dicha resolución, el Ministro Ritondo también aprobó la capacitación de los efectivos que cumplan la tarea de custodia de la gobernadora y su gabinete de Ministeros en la modalidad de combate conocida como “Krav Maga”. Impulsada entre las fuerzas de elites de Israel, esta técnica busca el aprovechamiento máximo del cuerpo como un “arma humana”, por lo que en su ejecución se permiten puños, codos, rodillas, mordiscos, cabezazos, así como cualquier objetivo que sirva para neutralizar al oponente.

No es la primera vez que el gobierno de María Eugenia Vidal lleva a cabo una una articulación con las fuerzas armadas del Estado de Israel. En octubre del año pasado, un grupo de efectivos del Grupo Halcón viajaron al país de oriente para capacitarse en “metodologías de acción rápida”.

Las acciones del gobierno provincial responden a la misma lógica del Ministerio de Seguridad de Nación. La cartera que conduce Patricia Bullrich ha implementado una alianza en temas de seguridad con el Primer Ministro de Isreal, Benjamín Netanyahu, fuertemente cuestionado por la violación de derechos humanos en sus ataques al Estado de Palestina.

Cabe recordar que la Ministra Bullrich se vio envuelta en una polémica, cuando en diciembre de 2016, luego de su viaje a Tel Aviv, avanzó de forma unilateral en un acuerdo que incluía la compra de 4 lanchas de combate, sin licitación previa y por un precio por encima del valor de mercado.