Los trabajadores despedidos que acampaban frente a la fábrica Kimberly Clark, en búsqueda de la restitución de sus puestos de trabajo, fueron desalojados "brutalmente" por la Policía, según denunciaron en las redes sociales.

Cabe recordar que los trabajadores se encontraban allí hace más de 70 días, ya que la empresa había decidido cerrar la planta, dejando a varias familias sin un sustento económico. 

“Pedimos la inmediata liberación de nuestros compañeros y los trabajadores solidarios que se encontraban en el acampe en la puerta de la fábrica”, solicitaron los trabajadores en conferencia de prensa.

Algunos trabajadores y efectivos salieron heridos del desalojo, pero ninguno de gravedad. “Esta detención y este desalojo se hizo de manera totalmente ilegal. Es la única respuesta que tuvimos en estos dos meses de ocupación y de  lucha. Es la respuesta que tenemos de este gobierno: la represión y los palos”, sostuvieron los ex empleados de Kimberly Clark.