En las tribunas de Sarmiento de Junín se vivieron minutos de realismo mágico cuando efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires secuestraron una serie de banderas con la imagen de Evita refutando que se hacía alusión política.

El grave hecho no sólo fue la ignorancia de los uniformados de La Bonaerense o el recuerdo de la “Libertadora” que vedaba toda expresión vinculada al peronismo, sino la prohibición de expresiones políticas en espectáculos deportivos  o públicos, en plena democracia.

Vale destacar que el estadio de Sarmiento de Junín fue inaugurado el 9 de julio de 1951 y es la única cancha en todo el país que lleva el nombre de Eva Perón.

Sarmiento de Junín se enfrentó en su estadio a Brown de Adrogue en la primera semifinal del reducido por un ascenso del Nacional B a la Super Liga.

El encuentro finalizo 0 a 0 y resta por saber cuál de los dos equipos jugará la final contra el ganador de San Martín de Tucumán y Agropecuario.