El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, aseguró que el gobierno bonaerense no descarta la posibilidad de implementar un "toque de queda sanitario" para contener la escalada de contagios de coronavirusen la Provincia.

"Hay medidas que sabemos que funcionan más y otras que tienen más defectos. Es un conjunto de medidas, no se trata de una sola. Se está hablando de toque de queda sanitario. Es una carta dentro de la baraja, pero no tendría que ser la única", reveló el funcionario.

Consultado sobre las aglomeraciones en las playas de la Costa Atlántica, especialmente de jóvenes, el funcionario bonaerense señaló que "no quiere que la temporada se cancele, pero hay que tomar algunas medidas para disminuir los contagios, que vienen fuerte no solo en Mar del Plata, también el Partido de la Costa".

García confió que "esta será una semana clave para tomar definiciones" sobre posibles restricciones y reconoció que se trataría de "medidas antipáticas, pero no queda otra".

En esta línea, afirmó que la intención es "que siga el turismo debido a la importancia de esa actividad para los municipios de la Costa", pero explicó que "no va a haber turismo si hay un brote incontrolable, si el Ministerio de Salud no logra dar respuesta".

"No podemos juntar lo peor de dos mundos: el caos sanitario y la falta de turismo, porque una familia no va a querer ir a un lugar donde el riesgo de contagio es alto. Hay que buscar un equilibrio donde mantengamos algo de turismo sin que eso sea una bomba de tiempo", aseveró el asesor de Kicillof.

Sobre la situación actual, alertó: "Estamos viendo que los casos crecen de una manera muy rápida. No como en otoño e invierno, que teníamos la circulación de la gente prácticamente cortada, al 20%, y nos dio tiempo para preparar las camas. Ahora, sin restricciones, la cosa como que se desmadró"