El gobierno bonaerense promulgó este jueves una ley que crea el Registro Único de Trabajadores Estatales y Estudiantes que hayan sido víctimas de asesinato o desaparición durante la dictadura cívico-militar, que tuvo lugar en Argentina entre 1974 y 1983, con el objeto de "mantener viva la memoria con un carácter reparatorio".

La Ley 15.204 -sancionada por la Legislatura el 5 de noviembre pasado- fue publicada este jueves en el Boletín Oficial del distrito y establece que "todos los organismos provinciales así como los establecimientos del sistema educativo deberán, en un plazo no mayor a 90 días, presentar la lista de personas asesinadas y/o desaparecidas, registradas en sus diferentes archivos".

El Registro Único de Trabajadoras y Trabajadores Estatales y de Estudiantes funcionará en el organismo que el Poder Ejecutivo determine como autoridad de aplicación, que deberá constatar la información recibida y notificar a los familiares directos de las personas asesinadas y/o desaparecidas, quienes podrán oponerse a que el nombre de su familiar sea exhibido.

En todas las dependencias, instituciones estatales y establecimientos del Sistema Educativo Provincial deberá colocarse en la entrada del inmueble, a la vista de los visitantes y trabajadores del mismo, una o varias placas identificatorias en homenaje a los trabajadores que desempeñaban tareas en ese organismo y/o estudiantes que hayan sido asesinados y/o desaparecidos durante o como consecuencia de la última dictadura.