A través de medios locales, se hizo pública una denuncia sobre la vacunación de manera irregular a Roberto Pérez, el chofer del intendente de Juntos por el Cambio en Tandil, Miguel Lungui.

En la habitual conferencia de prensa de los martes, desde el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, se refirió al tema y dijo que se efectuó una denuncia por ese hecho y que será investigada.

“Efectivamente, está hecha la denuncia por un vecino de Tandil, fue cargada respecto de una supuesta irregularidad que dice que se vacunó el chofer del Intendente y la esposa de la persona con la que coordinamos el plan de vacunación desde Provincia, que no es trabajadora de la salud”, aseguró Bianco.

Cabe recordar que el mandatario Lungui tuvo fuertes cruces con el gobierno en medio de la pandemia cuando decidió salir del sistema de fases establecido por la Provincia e implementó su propio sistema de semáforo, una medida que provocó el crecimiento de datos y puso al sistema de salud local al borde del colpaso.

En los últimos días, el Gobierno bonaerense puso en marcha una opción vía web y otra telefónica para que se puedan efectuar denuncias sobre supuestas irregularidades en la aplicación de la vacuna contra el Coronavirus. La resolución de las mismas, dependerá del trabajo de la Jefatura de Gabinete.

“A diferencia de lo que hacen otros, nosotros no vamos a prejuzgar. Vamos a investigar si efectivamente se vacunó, si correspondía, si hubo un favor o un certificado trucho y tomar las medidas que correspondan siempre y cuando sea competencia de la Provincia, si no, denunciaremos públicamente lo sucedido y la resolución del caso”, manifestó Bianco.

Con ironía, el jefe de Gabinete señaló que “podría haber dicho sobre otros casos de senadores provinciales de la oposición donde hay denuncias públicas que dicen que se vacunaron, mirá qué distintos somos”.

El propio Lunghi fue inmunizado a comienzos de febrero y recibió la segunda dosis el pasado 21, aunque en lugar de hacerlo público como otros mandatarios municipales o provinciales para generar confianza, eligió vacunarse con total hermetismo.

El intendente y su chofer personal no serían los únicos funcionarios tandilenses vacunados. Pablo Díaz Cisneros, Director de Salud Familiar y Comunitaria, fue inmunizado el 26 de febrero y también su esposa, Patricia Rizzardi, de profesión artesana.

Ahora, con el inicio de la inoculación para personas con comorbilidades, desde Salud manifestaron que no habrá “trabas” que lleven a la lentitud del proceso, pero sí se pedirá la firma de una declaración jurada a las personas que vayan a recibir la inoculación.