Un operativo especial puesto en marcha por el Instituto de Previsión Social (IPS) para agilizar expedientes jubilatorios, posibilitó que en los primeros 30 días del año en curso unas 1.543 personas que aguardaban por su retiro logren completar el trámite.

Son empleados públicos, agentes municipales y docentes que ahora reciben el alta. El fuerte aumento en la cantidad de casos resueltos no es nuevo: durante todo el año pasado se otorgaron más de 20 mil jubilaciones, lo que constituye una cantidad récord.

El presidente del IPS, Mariano Cascallares, destacó que “llevamos adelante acciones concretas en el marco de un operativo destinado a agilizar los trámites de actuaciones y a reducir el stock de expedientes jubilatorios, como nos pidió el gobernador Daniel Scioli".

El Instituto agregó que gracias a una fuerte política de adecuación y modernización de sus procedimientos, los trámites que en el pasado llegaban a demorar más de seis meses ahora se resuelven en un promedio de 90 días.

De ese modo, el acceso al derecho jubilatorio cada vez es más rápido en la provincia de Buenos Aires, aunque el Organismo aclaró que puede haber excepciones o casos que requieren un tratamiento especial.

“Detrás de cada expediente jubilatorio o pensión hay una persona que trabajó toda su vida y nuestro deber es facilitar los procesos. Por eso, así como cada mes cumplimos con la prestación y con el aguinaldo e intentamos sumar servicios, también debemos avanzar con lo que nos pide el gobernador Scioli que es acelerar los trámites”, indicó Cascallares, presidente del IPS.