"El punto de partida es en rojo. La provincia había conseguido cierto equilibrio pero lo perdió este año. El gasto subió mucho, más que los recursos, y va a cerrar con un déficit parecido a los 15 mil millones de pesos", explicó Hernán Lacunza en declaraciones a radio Vorterix.

Según precisó el designado funcionario, para el pago de suelos, aguinaldos y proveedores "se necesitan 25 mil millones de pesos y faltan unos 10 mil millones" y dijo que "lo más expeditivo para salir del paso es una asistencia financiera del tesoro nacional".

"Hay que solucionar una agenda urgente para inmediatamente salir a cubrir este bache en diciembre y trabajar con un poco más de horizonte de planificación financiera", dijo Lacunza quien viene manteniendo reuniones de transición con el equipo económico del gobernador saliente, Daniel Scioli, y su ministra de Economía, Silvina Batakis.

Lacunza afirmó que se está trabajando en una nueva ley de presupuesto que estará lista a mediados de diciembre, abogó por "salir de la trampa de que la provincia recauda solo para pagar sueldos y generar recursos para hacer obras públicas", y dijo que se buscará "recrear un fondo para cubrir un bache de 13 mil millones de pesos para realizar obra pública" en la provincia.

"Hay que poder salir de la lógica de estar siempre con la lengua afuera tratando de juntar el centavo para cumplir los sueldos del mes", concluyó.