El Intendente de Laprida, Pablo Torres relató la situación en el distrito donde hubo re-brote de casos de Covid-19. En ese marco, contó a #LaMecha que “antes de ayer tuvimos dos nuevos casos positivos que eran hijos de ambos casos con padres positivo. La relación está en relativa calma ya que los 9 casos responden a familias y pareciera que la situación está encapsulada en un par de familias que compartían lugar de trabajo”.

En ese sentido, el jefe comunal indicó que “ayer ya no tuvimos nuevos casos y el nexo epidemiológico no lo hemos podido detectar con claridad, pero el primer diagnosticado había realizado un viaje a Olavarría donde la situación está más expandida”.

“Nosotros ya estábamos en una situación con más relajación, permitiendo el ciclismo, algunas reuniones familiares, pero cuando detectamos el crecimiento de casos en Olavarría frenamos las reuniones y ahora con estos casos acá en la ciudad volvimos a Fase 1 hasta saber si tenemos controlado ese foco”, detalló.

Así mismo, Torres se mostró optimista y adelantó que “de continuar así en dos o tres podríamos volver a habilitar algunas actividades aunque no a como estábamos antes del brote”.

Consultado sobre cómo la población del municipio transita el aislamiento social, preventivo y obligatorio, consideró que “en general los ciudadanos han tomado con buena forma las decisiones” aunque cuestionó que “también hubo aquellos que se dejan llevar por noticias falsas y generaron una especie de ‘caza de brujas’ sobre quién era el contagiado…Lo más importante hoy es controlar el virus pero después me gustaría reflexionar con mis conciudadanos, nadie se contagia de mala fe y la gente pone excesiva confianza en los controles internos, lo central es nosotros mantener buenas prácticas de distanciamiento”.