El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, recibirá este viernes a un grupo de familias que fueron desalojadas de un predio de Guernica, en octubre pasado, y que ayer cortaron en forma total el Puente Pueyrredón.

El encuentro está previsto para las 14 en La Plata, luego de que ayer organizaciones de izquierda y familias que habían ocupado el predio del partido de Presidente Perón cortaron en forma total el puente durante la mañana, en reclamo de "tierras, trabajo y una vivienda digna".

Previo a la reunión, que se desarrollará en la sede del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, las familias se reunirán a las 13 en la estación La Plata y desde allí marcharán hacia la cartera bonaerense.

"Estamos trabajando desde hace cuatro meses. Si bien el 29 de octubre fue el desalojo, previo a eso 734 familias acordaron con el Estado retirarse de la toma y luego se sumaron 260 familias más que estaban censadas y afirmaron no haber tenido antes conocimiento del Estado o que algunas organizaciones impidieron firmar el acuerdo", explicó hoy Larroque en declaraciones a El Destape Radio.

En ese marco, agregó: "Estamos con el proceso administrativo de generar la tierra y la cuestión operativa que hay que desarrollar para que se pueda habitar; tenemos que tener el terreno en posición del Estado y realizar las obras para que sea habitable; y creemos que en cuatro meses lo vamos a tener resuelto".

"Mientras tanto, estamos asistiendo con ampliaciones habitacionales, subsidios para el pago de alquiler, asistencia sanitaria y alimentaria, y, después, tenemos 200 familias más que no estaban en el censo pero quisieron firmar, y estamos analizando su situación social", aseguró.

Larroque remarcó que "hubo todo un proceso de trabajo para lograr una desocupación voluntaria" y así se logró, según consignó "con el 80 por ciento de las familias", mientras que el resto de las familias "no conocieron o fueron impedidos de hacerlo, y pudieron realizarlo más tarde".

La protesta de ayer fue acompañada por organizaciones de izquierda encabezadas por el Polo Obrero y el Movimiento de Agrupaciones Clasistas, en apoyo a las demandas de familias que fueron desalojadas en octubre pasado.