El director secretario del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), Diego Rodrigo, desmintió hoy la existencia de un plan de cierre de sucursales, que la Asociación Bancaria (AB) había tomado como uno de los argumentos para extender, sólo en el Bapro, a 48 horas el paro que se cumple en esta jornada.

"No hay ningún plan de cierre de sucursales, son falsos rumores en medio de la negociación de paritaria para sembrar preocupación en los vecinos de la Provincia", aseguró el directivo.

Rodrigo indicó que "la nueva conducción del Bapro desea un banco activo, presente, con créditos competitivos y cada vez más cerca de los bonaerenses" y expresó que la entidad quiere "llevar tranquilidad a los empleados del Banco y a los vecinos".

"Este será un año de trabajo intenso con el objetivo de reposicionar al Banco Provincia para que sea competitivo, mejore la calidad de atención y los servicios y esté cada vez más cerca de los bonaerenses", apuntó.

El ejecutivo del Bapro expresó que "hay un fuerte compromiso social con el rol de la banca pública para que el Banco sea sinónimo de vivienda propia y para eso se necesita trabajar todos juntos: directores, gremios y empleados.

"Desmentimos enfáticamente que exista un plan para cerrar sucursales; en ningún momento la nueva conducción lo planteó como una alternativa sino que, por el contrario, se está trabajando en un plan de obras para mejorar el estado y la atención en sucursales", reiteró.

El supuesto plan de cierre de sucursales había sido expuesto por el secretario de prensa de la Asociación Bancaria, Eduardo Berrozpe, quien fue el responsable de afirmar públicamente que los empleados del Banco Provincia adhirieron hoy al paro nacional de 24 horas del sector, pero extenderán la protesta hasta mañana ante "el intento de privatizar de hecho la entidad" y al "cierre de 41 sucursales".