Aún en año electoral y con las campañas a punto caramelo, pasan cosas extrañas como que no solo coincidan en un mismo acto un massista y un kirchnerista precandidatos sino que también compartan escenario y hasta uno le dedique flores y loas al otro. Sucedió en Entre Ríos donde Francisco de Narváez y Sergio Uribarri se mostraron juntos y no para batirse a duelo.

Fue en ocasión del traspaso de una empresa de “El Colo” en Entre Ríos a manos chinas. El gobernador ofició de mediador para acercar las posiciones y De Narváez así se lo reconoció en público.

"Hace unos meses me comuniqué con el gobernador, le planteamos la situación de la empresa y con toda claridad dijo ‘voy a intervenir’. Queda demostrada la voluntad justicialista de ambos, de justicia social y de un modelo productivo que contenga a todos y no a algunos”, indicó el precandidato a gobernador bonaerense por el Frente Renovador.

Hace tiempo que la firma citrícola Ayuí atravesaba una delicada situación económico-financiera. Ante la posibilidad de que más de mil puestos de trabajo se evaporaran —con un terrible impacto político en un año de campañas— Uribarri decidió intervenir tras recibir el llamado del propietario del emprendimiento, De Narváez. Y así salvo de la hecatombe a la imagen de ambos.

“Cuenten siempre conmigo, soy parte de un modelo que fundaron Néstor y Cristina que defiende nuestra producción”, sentenció el gobernador. Y añadió: “Con la asistencia del mercado nacional y provincial vamos a sostener y solucionar la coyuntura difícil de las economías regionales. Este acuerdo se hace en un momento en que las relaciones de Argentina con China están en una etapa de crecimiento y esto fortalece la relación".

La firma pasó a manos de una compañía de capitales chinos llamada En Premier SA, con una pata local representada por Juan Acevedo Díaz quien señaló que China es el mercado más grande del mundo. “Estamos totalmente confiados en una buena estrategia comercial con la producción regional”, secundó el empresario al precandidato presidencial kirchnerista.

A su turno, De Narvaéz solo tuvo palabras de elogios para Uribarri, de quien destacó su gestión a favor de preservar el trabajo “independientemente de las banderas políticas”.

Por último, el secretario del Sindicato de la Fruta, Alcides Camejo, que también participó del evento, celebró la importancia de haber dejado atrás la incertidumbre que provocaba la merma de actividades en la planta dese septiembre pasado."Esto es un gran avance, agradecemos la gestión del gobernador porque esto no solo beneficia a los trabajadores sino a toda la región”, indicó Camejo