La Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) expresó su preocupación por la caída del consumo y la compleja situación que atraviesan las Pymes, lo que genera un alerta en el gobierno, siendo un organismo que acompañó la gestión desde el inicio.

Se trató de un encuentro que reunió a decenas de representantes de cámaras de comercio de una veintena de localidades bonaerenses, junto al Nucleamiento Empresarial del Noroeste.

En el espacio coincidieron en que este primer semestre del año "se trabajó a perdida" y que en algunos espacios comerciales se observa "una mortandad de empresas y proyectos que preocupa, y que en el mes de julio de este año comparado con el julio de año anterior hay una caída de un 30% de la actividad en general".

En ese sentido, desde FEBA señalaron pedirán a los entes de recaudación de Nación y provincia que "revisen" las disposiciones que recaen sobre la presión impositiva hacia las Pymes.

Además un comunicado difundido por los jóvenes de FEBA, hicieron hincapié en la necesidad de bajar las tasas de intereses de los créditos porque "los costos empresarios hacen inviables los proyectos a futuro" y sostuvieron que tiene que volver con vigor el sistema crediticio con tasas acordes como auxiliar insustituible de las Pymes