Desde los bloques de ambas Cámaras sostuvieron que “la gobernadora protege a los empresarios amigos de Macri y no cuida a las familias de la Provincia” en alusión a la compra de las compañías EDEN, EDES, EDEA y EDELAP por parte de empresarios ligados al presidente.

Los legisladores de Unidad Ciudadana advirtieron que la compra de las cuatro eléctricas que operan en territorio bonaerense por parte del financista, Rogelio Pagano, configura un monopolio en el sector de distribución de energía que viola las normas vigentes del marco regulatorio provincial.

Además, exigieron explicaciones al Ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, y a las autoridades del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA) quienes se deberían haber expedido respecto de la adquisición de dichas compañías por parte un empresario ligado a los intereses comerciales de la familia Macri.

“No se trata sólo de la decisión de la Gobernadora de asegurarle un negocio redondo a los empresarios amigos de Macri, avalando la conformación de un monopolio, sino que además María Eugenia Vidal no cuida a las familias bonaerenses que se ven muy afectadas por esta situación irregular” afirmó la senadora Teresa García.

Por su parte, la diputada Florencia Saintout afirmó que "los tarifazos de Vidal son impagables y la plata se la llevan los socios de Cambiemos”. “El impacto sobre el salario es cada vez más grande y hay un descomunal blindaje mediático que oculta los negocios que hay detrás de esta estafa a los bonaerenses", aseguró Saintout.

 En ese sentido, Teresa García consideró que hoy “el problema más grave es cómo estas medidas afectan directamente a la economía familiar de los bonaerenses: los trabajadores apenas logran un 15% de aumento en sus salarios pero deben pagar servicios esenciales como la luz con subas de hasta el 1500%. Las PYMES atraviesan un momento crítico porque el encarecimiento desmedido del valor de la energía eléctrica los obliga a parar la producción o directamente cerrar las puertas. Los jubilados destinan sus magras jubilaciones para comprar remedios con precios que se dispararon y que ya no tienen cobertura del PAMI”, explicó.

Mirá la presentación completa: