La muerte de un detenido en la comisaría segunda de Hurligham había tenido como consecuencia la detención de 11 efectivos policiales. Tras un cambio de carátula en la causa, quedarán en libertad.

Gustavo Daniel Di Salvo de 27años, había sido detenido tras un conflicto vecinal durante la madrugada del domingo pasado.

Según la versión policial, el joven ingresó a la comisaría "alcoholizado y alterado", pero la principales hipótesis indicaban que la víctima había sido golpeada hasta la muerte por parte del personal policial.

Entre los oficiales detenidos hay cuatro mujeres y siete hombres, entre los cuales se encuentra el subcomisario.

Al momento de la revisación médica, Di Salvo fue encontrado inconsciente y tras fallidos intentos de reanimación falleció en el lugar. En un principio, la justicia había titulado la causa como "abandono de persona seguido de muerte".

La causa fue investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón a cargo del fiscal Mario Ferrario, quien luego de la autopsia optó por sancionar con una multa a los efectivos.