La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires tratará mañana en el recinto el proyecto de ley que procura limitar las reelecciones de intendentes y legisladores bonaerenses, producto de la unificación de cuatro iniciativas, y que contaría con número suficiente para ser aprobado.

Así lo anticiparon fuentes legislativas que a su vez, precisaron que la propuesta conseguiría media sanción merced al respaldo del oficialismo, del massismo, del FAP, del bloque FpV-PJ (que comanda Walter Abarca), de Justicialismo Bonaerense, de Peronismo para la Victoria-FpV y de miembros de la bancada Frente para la Victoria.

De esta forma, la iniciativa que contarìa con la aprobación de la Cámara baja bonaerense y que, luego, deberá ser analizada en el Senado sería la elaborada a partir de la unificación de cuatro proyectos presentados por los legisladores del massismo Rubén Eslaiman, Ramiro Gutiérrez y Lisandro Bonelli, y el radical Alejandro Armendáriz.

De acuerdo con la iniciativa, tanto intendentes como concejales, consejeros escolares, diputados y senadores de la provincia de Buenos Aires durarán cuatro años en sus funciones y podrán ser reelectos sólo por un nuevo período.

También, la propuesta prevé que, luego de una reelección, no podrán ser elegidos en el mismo cargo si no es con un intervalo de un período.

Además, prevé que los mandatos actuales de los Intendentes, concejales y legisladores serán computados como primer período, por lo que, de ser convertido este proyecto en ley, podrán proponerse sólo por un nuevo mandato consecutivo.

Por otro lado, la propuesta que será debatida mañana en el recinto de la Cámara baja bonaerense, establece un régimen de incompatibilidades por simultaneidad de cargos, aunque con la salvedad de que se pondrá en vigencia cuando el funcionario cumpla su mandato, es decir que no afectará a los que ahora estarían alcanzados por la incompatibilidad.

"Hay un consenso generalizado en que se aprobará, pero algunos sectores del justicialismo igual creen que hay que avanzar en una reforma más amplia", aseguraron fuentes legislativas.

La diputada Patricia Cubría, del bloque Peronismo para la Victoria, aseguró que, "aunque este tema no está en la agenda de necesidades urgentes del pueblo", su bloque acompañará la iniciativa porque "está perfecto limitar las reelecciones".

No obstante, entendió que "la Justicia también debería tener límites en cuanto a sus mandatos".

"Igual, a la gente hoy lo que le importa es la falta de trabajo, la comida que no alcanza, las tarifas que nos matan, las pymes y pequeños productores que están estallando y al borde de desaparecer", concluyó la legisladora.

Desde el bloque FpV-PJ, el diputado Andrés Quinteros, también anticipó el acompañamiento de la iniciativa y destacó que la sociedad está en un momento en que "demanda controles", con lo cual "la alternancia es un buen mecanismo".

"Incluimos la idea de que sea incompatible ser concejal y, al renunciar a la dieta, ser al mismo tiempo director del Bapro, director de hospital, funcionario provincial o de la Anses", aseveró y agregó "ahora, se deberá optar por uno sólo de los dos cargos".

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, explicó que "la llegada de María Eugenia Vidal a la provincia de Buenos Aires representó un cambio de época" y sostuvo que la mandataria provincial "irrumpió en un territorio sesgado por una tradición política enquistada, burocrática y poco transparente de cara a la sociedad".

"La necesidad de avanzar en una reforma política amplia que, entre otros aspectos, limite las reelecciones indefinidas de los cargos provinciales, es sin duda todo un símbolo de este nuevo tiempo que estamos viviendo", consideró Mosca.

Además, expresó su convicción de que, "avanzar en la limitación de cargos, promueve la renovación periódica y fortalece la democracia representativa en un sentido de respeto por los valores republicanos".

"Los poderes enquistados son un factor determinante del reforzamiento arbitrario del poder y puede poner en riesgo la voluntad popular frente un dirigente que durante años acapara la suma del poder público", opinó, y subrayó la importancia de "desterrar la idea de la perpetuación en el poder como algo natural del sistema" porque -señaló- trae como consecuencia "la imposición de un pensamiento único y, como tal, autoritario".

El proyecto de ley presentado por el Frente Renovador será discutido mañana en la cámara baja y de ser aprobado deberá pasar por el senado de la provincia.