La Defensoría del Pueblo bonaerense realizó un informe en distintos puntos de la Provincia que reveló que uno de cada tres comercios de barrio paga más de gas, luz y agua que de alquiler.

“Esta encuesta, es significativa porque sabemos que estos negocios, como por ejemplo las despensas, son uno de los termómetros más fieles a la hora de hacer un diagnóstico de la situación económica del país y de la Provincia. En estos emprendimientos es donde se ve cómo los aumentos irracionales terminan impactando negativamente en la cadena productiva”, consideró el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

El trabajo demostró que el 80% de los comerciantes no son propietarios de los locales, el 30% paga más por los servicios que por el alquiler.

El informe reveló que hay un 20% de comerciantes que de cada $100 que destinan al alquiler, en promedio $80 van a los servicios públicos, y un 50% restante para los que la relación es $40 de cada $100.

Por último, el relevamiento hizo un análisis de las expectativas económicas de los comerciantes barriales de cara a lo que se viene: el 69% cree que va a estar peor, el 25% igual y sólo un 6% cree que la situación va a mejorar.