Luego de la conferencia de prensa del presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al Ministro de Salud, Ginés González García, donde se anunció el acuerdo final con Rusia para la adquisición de la vacuna, Sputnik V, contra el coronavirus, con la que espera llegar a 10 millones de argentinos entre enero y febrero de 2021, el gobierno bonaerense dio detalles del mega operativo que se está organizando en la provincia más poblada del país.

En cuanto a los tiempos estimados, desde el Ministerio de Salud bonaerense, a cargo de Daniel Gollán, confirmaron que las primeras dosis se empezarán a aplicar en la primera quincena de enero.

“A la pandemia una vez que tengamos la vacuna no le tenemos que dar un día de distancia”, había dicho el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y anticipó que el operativo que prepararon desde la administración provincial “no se ha visto en la historia de la provincia”.

Las primeras dosis que lleguen a la provincia -se esperan unas 300.000- serán aplicadas entre el personal de salud y seguridad, trabajadores esenciales durante la pandemia. Luego, llegará el turno de los grupos de riesgo y por último, ya entrados en 2021, se completará la vacunación masiva al resto de la población.

Para eso, el Ministerio de Salud bonaerense prepara un “ejército” de 5.000 vacunadoras y vacunadores, y una logística que incluye desde el acondicionamiento de los lugares de vacunación hasta las diferentes formas de enfriado, según los requerimientos de cada vacuna. “Estamos calculando hasta la cantidad de hielo seco, freezers y heladeras”, precisó Gollán a principios de noviembre.

Hoy el presidente Alberto Fernández confirmó que será el primero en inyectarse la dosis de la vacuna rusa Sputnik V, y Ginés González García el segundo. De esa forma, pretenden alentar a la población a que reciba la vacuna, y mostrar que es segura, tras los rumores infundados y las campañas antivacunas.

Lo último que resta para tener vacuna en el país, es la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Es el próximo paso. “Lo que vamos a hacer ahora es que técnicos de la ANMAT vean in situ exactamente todo el desarrollo de la investigación, dónde y cómo se produce y todo lo que tienen que saber para aprobar la vacuna rusa”, explicó el Presidente