Los gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se reunirán con la Pastoral Social, autoridades de la Defensoría del Pueblo Bonaerense y legisladores para buscar apoyo en medio de un conflicto que lleva diez meses sin resolverse y llena de incertidumbre a miles de docentes en la Provincia.

El objetivo de la convocatoria a distintos sectores institucionales y de la sociedad tiene como objetivo la "búsqueda de una mediación que construya canales de diálogo y de resolución del conflicto salarial y educativo".

La semana pasada el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) le pidió a la mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, que deje "de jugar con nuestro salario" y le indicó que "la incertidumbre acerca de cuánto y cuándo cobramos es insostenible”.

Ahora, junto con todos los gremios del FUDB inisistieron en que "los docentes en actividad y jubilados están viviendo con un salario congelado desde el 2017" y agregaron que "ante el brutal ajuste y la devaluación, el gobierno no realizó ninguna propuesta salarial que pueda ser considerada". Para los referentes sindicales, esta actitud demuestra la "falta de voluntad para resolver el conflicto en Educación".

En relación a los adelantos de paritaria que ha depositado a los docentes bonaerenses el gobierno de Vidal, desde el FUDB denunciaron que "las cifras depositadas en forma unilateral no conforman salario y no se computa en los ítems antigüedad, aguinaldo y escalafón".

Por último, apuntaron contra la Gobernadora por "dilatar el conflicto y no llegar a un acuerdo" como forma de "una clara estrategia". Mientras tanto, "el salario de los trabajadores de la educación pierde vertiginosamente su poder adquisitivo".