Los gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente bonaerense responderán mañana al mediodía al gobierno de la provincia de Buenos Aires si aceptan la propuesta de aumento salarial del 24 por ciento formulada por el Poder Ejecutivo en la última reunión paritaria.

En caso de que finalmente se llegue a un acuerdo, se podría cerrar un conflicto que comenzó con el inicio del ciclo lectivo e incluyó en el año 17 medidas de fuerza desde el 6 de marzo.

"Mañana, antes de las 13, los seis gremios docentes bonaerenses responderemos por escrito al ministerio de Trabajo si aceptamos la propuesta" de suba salarial formulada por el gobierno de la provincia, confirmó esta mañana a Télam el secretario general de Udocba, Miguel Díaz.

El dirigente detalló que ese gremio mantendrá hoy "reuniones de delegados en todos los distritos", mientras que otros sindicatos docentes "llevarán a cabo entre hoy y mañana encuentros de consejo directivo y congresos".

"Nosotros llevaremos el mandato mañana al plenario de secretarios generales que se realizará a las 10 en nuestra sede de Barracas y después nos vamos a comunicar con los demás gremios y mandaremos la respuesta por escrito al Ministerio de Trabajo", dijo.

En el encuentro paritario, que se llevó a cabo el miércoles pasado en La Plata entre funcionarios del gobierno bonaerense y los gremios AMET, FEB, Sadop, Suteba, UDA y Udocba, los representantes gubernamentales formularon una propuesta de aumento de 21,5 por ciento a ajustarse con una cláusula gatillo, más un bono de 1.600 pesos por cada cargo, en 2017.

Además, ofrecieron una compensación del 2,5 por ciento correspondiente a 2016 y las sumas ya adelantadas a cuenta del aumento, que representan entre $2500 y $4500, según los cargos.

Si bien ello hace un total de 24 por ciento, los gremios entendieron que la mejora representa un aumento del 27,5 por ciento del salario promedio de los docentes, según surge de sumar el 24% de salario consolidado de 2017 y 3,4% por la incorporación de dos sumas fijas: la suma que dieron a cuenta de futuros aumentos, que no será descontada, y el importe que recibirán por material didáctico.

En ese sentido, hoy Díaz analizó que fue "una propuesta más racional que las anteriores, por lo que fue tomado con otro humor" y añadió que "no satisface, pero como desde agosto del año pasado no recibimos un peso de recomposición, los compañeros quieren ver algo", y añadió que "como habrá pagos retroactivos, habrá unos pesos más".

"El sueldo inicial llegará en septiembre a 12.150 pesos, de los cuales 5.300 son en blanco", aseveró, y opinó que "es menos peor y después de tanto tiempo y tanta agua corrida, es un respiro".

No obstante, el titular de Udocba precisó que "hay mucha discusión entre los compañeros, muchos creen que a paritaria tendría que haber seguido, hubo mucho destrato de este gobierno", y cuestionó que desde el Ejecutivo "algunos funcionarios hayan dicho que si ofrecían este porcentaje de aumento nosotros íbamos a hacer paro igual, como si fuéramos tontos".