El grupo de intendentes peronistas del conurbano más cercano al Papa Francisco, salió a respaldar a CFK a horas de su declaración como imputada ante el juez Claudio Bonadio en la causa del dólar futuro.

“En un Estado de Derecho, todo trámite judicial debe estar regido por el principio de inocencia, por la seriedad de los procesos, por una investigación sobre pruebas concretas y la imparcialidad de los jueces y fiscales; nunca por revanchismos políticos ni mucho menos por la politización de la Justicia”, expresaron los intendentes a través de un comunicado.

El texto está firmado por Gabriel Katopodis (San Martín), Martín Insurralde (Lomas de Zamora), Juan Pablo De Jesús (Partido de la Costa), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingam), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Eduardo Bucca (Bolívar) y Ariel Sujarchuk (Escobar).

Llama la atención la ausencia de Verónica Magario, la intendenta de La Matanza que firmó con el grupo de alcaldes el denominado Pacto de Padua, un texto convocado bajo los preceptos que Francisco le reclama a todos los alcaldes del mundo: lucha contra el narcotráfico y contra el trabajo infantil, y una gestión cuidadosa del medio ambiente.

“Como hombres elegidos por el pueblo para gobernar nuestros distritos y representar los intereses de todos, creemos firmemente en la división de los poderes, la constitucionalidad y el estado de derecho por sobre todas las cosas”, agrega el comunicado del grupo de alcaldes que se diferencia de la postura que tiene el kirchenrismo duro.

“La búsqueda de revancha por vía judicial contra la ex presidenta de la Nación tiene un objetivo político, que es deslegitimar las conquistas sociales y los derechos ganados en la década ganada por todo el pueblo argentino”, cierra el texto.