En un año electoral, la rosca política no tiene descanso durante la temporada de verano. Independientemente de lo que suceda con el adelantamiento de las elecciones bonaerenses, que Macri y Vidal definirán a mediados de febrero, el socio menor de Cambiemos dio el primer movimiento en el tablero político.

En un encuentro realizado en la localidad de Saladillo, los intendentes de la Unión Cívica Radican le marcaron la cancha a la gobernadora María Eugenia Vidal y le exigieron que vuelva a elegir a Daniel Salvador como su compañero de fórmula para las elecciones de este año.  

“Salvador supo estar muy cerca de los municipios en los buenos y los malos momentos, y es un nexo directo con la gobernación, muy importante para los funcionarios en pos de realizar un buen trabajo con sus localidades” sostuvieron en un documento consensuado durante la reunión.  

“Necesitamos más Cambiemos, más radicalismo y más trabajo compartido” resaltaron los correligionarios bonaerenses que se adelantaron en un año electoral para ocupar un lugar relevante en el esquema político de la Provincia, una situación que no se repite a nivel nacional, donde el radicalismo quedó relegado de la mesa chica que define la estrategia política.

Según informaron, el próximo foro de intendentes del radicalismo será el viernes 22 de febrero en el distrito de Berisso. Para esa fecha, habrá un panorama más claro sobre si finalmente Cambiemos avanza en un desdoblamiento de las elecciones.