A la sombra del conflicto docente, los judiciales bonaerenses mantienen su propia batalla por paritarias con la gestión de María Eugenia Vidal. Les ofrecieron 18% en 4 tramos.

Los trabajadores judiciales de la provincia de Buenos Aires iniciarán mañana un paro de 48 horas "ante la falta de voluntad que el gobierno de María Eugenia Vidal mostró en la última reunión paritaria", donde se formuló una propuesta de aumento salarial del 18 por ciento en cuatro cuotas con ajuste trimestral por inflación, informaron autoridades la Asociación Judicial Bonaerense.

La medida de fuerza comenzará mañana y el jueves marcharán en caravana desde distintas ciudades a la ciudad de La Plata para reclamar al Poder Ejecutivo provincial "la reapertura de paritarias, el rechazo al tope del 18% al incremento salarial y contra la precarización laboral".

El titular de la AJB, Pablo Abramovich, expresó que "la reiteración de la misma propuesta que rechazamos en diciembre y el ofrecimiento de un pago a cuenta sin fecha cierta para continuar la discusión, reflejan que el Gobierno no tiene intención de sentarse seriamente a resolver el conflicto salarial con los trabajadores y trabajadoras del Poder Judicial".

Los trabajadores del sector piden entre un 36,2 y 40 por ciento de incremento salarial, la restitución del 3 por ciento de antigüedad y la incorporación de la licencia por violencia de género para todas las trabajadoras del Poder Judicial.

Además, reclaman la universalización del cargo de Jefe de Despacho, el ascenso al cargo inmediato superior a los 25 años de antigüedad, bloqueo de título para los Peritos y la eliminación del cargo de Auxiliar Tercero.