La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) intimó a alrededor de 37 mil personas dueñas de yates, lanchas y veleros que no pagaron el impuesto para las embarcaciones deportivas. En total, la deuda alcanzaría los 2.305 millones de pesos. El titular de ARBA, Cristián Girard, expresó que con este accionar “buscamos recuperar deuda y mejorar la cobrabilidad en el tributo de las embarcaciones deportivas, que registra un importante nivel de incumplimiento”, reseñó AGENCIA PACO URONDO. 

En la actualidad, la jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires presenta un padrón con 53.617 embarcaciones de motor inscriptas, sin embargo, el 70% de ellas se encuentra en estado de morosidad. Por otro lado, la Agencia de Recaudación señala que, a través de un entrecruzamiento de datos, pudieron descubrir que más de 3 mil embarcaciones no están inscriptas. Los ricos no piden permiso...

De acuerdo con lo detallado por la entidad, la mayoría de los dueños viven en la ciudad de Buenos Aires, pero eso no los exime de pagar el tributo, ya que las normas fiscales establecen que toda persona dueña de una embarcación, ya sea para recreación o actividades deportivas, que tenga amarre o guardería en territorio de la provincia de Buenos Aires, está obligada a pagar el impuesto. 

En un comunicado oficial, Girard señaló que se trata de un porcentaje de contribuyentes que “posee un alto poder adquisitivo” y agregó “es muy injusto que la mayoría de la población cumpla con sus impuestos y una mayoría privilegiada no. En ARBA estamos comprometidos con reducir la evasión y lograr una estructura fiscal más progresiva, en la que cada sector tribute en función a su capacidad contributiva real”.