El proyecto de dividir el Partido de La Matanza en cuatro distritos distintos está en el freezer. La gobernadora María Eugenia Vidal que en un principio tomó como propio el proyecto presentado por la líder del Gen, Margarita Stolbizer, decidió frenarlo para no sumar enemigos adentro del espacio peronista.

Es que la gobernadora tiene claro que la caída de la imagen del gobierno a nivel nacional puede repercutir en las elecciones de mediano término y buscará no sumar enemigos en el peronismo, todo lo contrario.

Por otra parte, la gobernadora de la provincia, sabe que es la preferida en la carrera presidencial en el 2019 por el espacio de Mauricio, pero con parte del radicalismo y el apoyo testimonial de Elisa Carrió no cierran los números.

Por el lado de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, que salió fortalecida al ser elegida como la titular de la FAM (Federación Argentina de Municipios), es imposible para Vidal esquivarle al bulto, y en los próximos días se espera que haya un encuentro entre las mujeres fuertes de la provincia.

Vidal demuestra por sus últimos movimientos políticos sumar a todo peronista que quiera pintarse de amarillo, y el proyecto de dividir La Matanza iría en contra de esta nueva táctica de la gobernadora.

En conclusión, La Matanza bastión peronista, seguirá siendo una sola, Verónica Magario viene demostrando que ponerle freno al PRO en la provincia, SI SE PUEDE.