De cara al cierre de listas de este sábado por la medianoche y con la confirmación de que Juntos por el Cambio tendrá una disputa interna entre la UCR y el PRO, el neurocientífico Facundo Manes, que será el precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, tuvo su primera foto política con la mirada puesta en ganar musculatura frente al desembarco en territorio bonaerense de Diego Santilli, delfín de Horacio Rodríguez Larreta.

Entre los acompañantes de su primera aparición pública, se encuentran Emilio Monzó y Joaquín De La Torre, dos dirigentes que supieron tener cierto peso político durante la primera etapa del gobierno de Cambiemos y, luego de ser desplazados del centro de poder, buscan ahora acomodarse en la nueva propuesta del radicalismo.

Monzó, es presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, fue uno de los principales heridos del cierre de listas de las elecciones de 2019, cuando la ex gobernadora María Eugenia Vidal se hizo dueña de la lapicera y no hubo casilleros para su espacio. La relación con el PRO terminó de romperse con las declaraciones del ex presidente Mauricio Macri, cuando afirmó que uno de los errores que lo llevaron a dejar la Casa Rosada fue la “confianza” despositada en en los dirigentes que venían del peronismo y lo nombró directamente a Monzó.

“Con De la Torre vamos a acompañar a Manes para construir juntos una alternativa que sea capaz de ampliar visiones, de vincularse, interpretar, respetar al otro y recuperar la esperanza en la provincia de Buenos Aires”, escribió Monzó en la red social Twitter.

Por su parte, Joaquín de La Torre, ex funcionario de la administración María Eugenia Vidal, se acercó al radicalismo luego de que su ex jefa política dejó de ser “orgullosamente bonaerense” y decidió encabezar la lista a diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires para evitar otra derrota en la Provincia.

El candidato radical, que competirá en la interna contra Diego Santilli (PRO), recorrió el Centro de Desarrollo Infanto Familiar de Santa Brígida, en San Miguel, un bastión de De la Torre y que es gobernado por Jaime Méndez, quien también estuvo cerca del aspirante a quedarse con la cabeza de lista.