"Si este martes no aparece el dinero, pararemos el servicio de recolección de residuos en todo el país. Hasta que el último compañero no cobre su sueldo no se recolectará ninguna bolsita de residuos", aseguró Pablo Moyano, dirigente de Camioneros. El conflicto amenaza con nacionalizarse. 

Los recolectores de Mar del Plata siguen sin cobrar sus salarios por decisión del intendente macrista Carlos Arroyo. La ciudad balnearia amaneció con sus calles cubiertas de basura por el paro del gremio que empezó el jueves y se extendió hasta hoy. Arroyo prometió pagar los sueldos y el medio aguinaldo. 

Ocurre que las deudas, en muchos casos, llegan hasta el mes de mayo. Además, el jefe comunal calentó el conflicto con críticas a la familia Moyano. 

La respuesta de los Camnioneros no se hizo esperar: "Hoy estamos apoyando a los 700 trabajadores de la empresa de recolección de Mar del Plata en este reclamo legítimo. Acá se reclama el pago del sueldo y el aguinaldo", lanzó Moyano. "Será que el intendente quiera seguir a su jefa, la señora Carrió, que dijo que los trabajadores necesitan de propinas o changuitas para vivir mejor. Ellos apuntan a que el trabajador no pueda tener un salario digno", ironizó. 

La empresa que se encarga de recolectar los residuos en Mar del Plata es Transporte 9 de Julio, que no cobra desde abril. La mala gestión de Arroyo vuelve a generar un dolor de cabeza.Incertidumbre de 700 trabajadores.