En el acto frente al congreso, donde docentes de todo el país se movilizaron este jueves para que los diputados aprueben la emergencia educativa, el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel manifestó que “no los vamos a dejar solos, estamos denunciando esa atrocidad. Tenemos mucha bronca, y mucha indignación y una sola convicción: tenemos que estar unidos. En Moreno, y en la Provincia se está llevando una lucha que no es solo docente, es una lucha por el derecho social de la educación”.

A la hora de convocar a la marcha de las antorchas que se desarrollará en todo el país, agregó que las consignas serán “justicia por Sandra y Rubén; fuerte repudio, de forma absoluta, el secuestro, la tortura de Corina y las amenazas que vienen recibiendo otros docentes y al comunidad educativa de Moreno por luchar por la educación pública; y que el Gobierno nacional, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires respeten a los docentes y a la educación pública, que nos convoquen al dialogo que no nos tomen como enemigos”.

En La Plata, Suteba entró a la sesión del consejo de deliberante de ayer, para reclamarle a los concejales de Cambiemos que se declare la emergencia educativa y que se invierta el fondo educativo en la insfraestructura de los colegios de la ciudad que no se encuentran en condiciones de desarrollar sus actividades normalmente.

Entre los presentes había representantes de la seccional La Plata del Bloque Sindical Educativo, integrado por Suteba, Udocba, Sadop, FEB, AMEP, Soeme y ATE. Pero también algunos directores de escuelas, docentes y padres.