Marcos Rojo organizó una olla popular en La Plata, de la cuál se alimentaron más de cien familias del barrio El Triunfo.

El defensor de Estudiantes estuvo en calle 522 entre 134 y 135, en la casa de sus primos, y  tanto los que cocinaban como los que atendían de manera voluntaria tenían guantes y barbijos. 

EL gesto solidario que fue muy bien recibido por aquellos que menos tienen, pero a la vez le generó algunos cruces en las redes sociales, con algunas personas que le decían que "había roto la cuarentena" y que la aglomeración de gente no era lo mejor para este momento.

Con respecto a estos cruces en las redes sociales, Rojo contestó que "la gente no tiene para comer y hay nenes que se van a la cama sin cenar. Entendemos esto, pero también hay que estar en el lugar de los que menos tienen”.