El intendente de Ensenada se refirió a la controversia en el peronismo bonaerense luego de que jefes comunales abandonaran una reunión en el centro Caras y Caretas. "La mitad se fue y la mitad se quedó. Se armó el despelote y se fueron. No es grave. Cuando mamá (por Cristina Fernández de Kirchner) no está los chicos se pelean un poco", describió con sorna Secco.

"Cristina se fue unos días y cuando volvió nos encontró despelotamos de nuevo", siguió el intendente en diálogo con Radio del Plata. "Todos los grupos de intendentes tenemos diferentes miradas y la única que nos ordena es CFK. Entre nosotros dejamos de lado las diferencias pero las tenemos desde siempre. Pasa que ahora está el liberalismo del otro lado. Cristina nos ordena. Cuando nos deja solo pasa esto", describió.

Además, analizó el fallido encuentro: "Era una convocatoria abierta. Hay que bancársela. Primero iba a ser un encuentro del PJ y La Cámpora. Después se sumaron otros espacios, vinieron Sabbatella, Mariotto y D´Elía. Hay que bancarsela. No puede ser que llames a una reunión abierta y después te enojás porque alguien no te gusta", dijo.

"Es muy triste que muchos intendentes sigan la línea de Clarín, que está todo el tiempo matando a compañeros, como Mariotto o Sabbatella. Estamos "macarteando" compañeros, es cualquier cosa. No soy nadie para prohibir a un compañero. Es una barbaridad eso", continuó Secco muy enojado con sus colegas peronistas.