El regreso a las aulas en el marco de la pandemia de coronavirus en este 2021 había comenzado en la provincia de Buenos Aires el pasado 17 de febrero con clases de apoyo para 1.100.000 estudiantes que tuvieron trayectorias discontinuas durante el año pasado, pero durante marzo ese número se cuadriplicará.

El gobernador, Axel Kicillof, junto al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, dio inicio esta mañana al ciclo lectivo 2021 inaugurando un nuevo edificio para un jardín de infantes en la localidad de Ensenada junto al intendente Mario Secco.

Cabe señalar que anoche, el gobierno provincial anunció que los dos gremios docentes mayoritarios -Suteba y FEB- aceptaron la propuesta de aumento salarial formulada el viernes en la paritaria acordada por el Poder Ejecutivo.

Asimismo, en las últimas semanas, el Gobierno empezó a aplicar la vacuna contra el coronavirus a trabajadores de la educación y desde los consejos escolares se distribuyeron elementos de limpieza, higiene y desinfección, y o otros de cuidado como barbijos y mascarillas.

En ese sentido, la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, celebró hoy el inicio de clases en el distrito y planteó que desde el Ejecutivo se trabajó “muchísimo en la infraestructura escolar, que dejaba mucho que desear” en el momento en que la actual administración asumió.

“Hoy comenzamos las clases con una presencialidad muy vigilada”, destacó y puso de relieve que “ayer hubo acuerdo en la paritaria docente en la provincia”.

En tanto, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, aseguró hoy que “muchas escuelas empiezan presenciales, otras de manera virtual hasta que se puedan cumplir los protocolos y otras de manera bimodal”.

En declaraciones radiales, el dirigente gremial destacó que “tiene que haber una vuelta a la presencialidad cuidada y segura, para los chicos y para los docentes y no docentes”.