En un comunicado, el intendente peronista de Escobar Ariel Sujarchuk, habló de "la delicadísima situación económica y social que atraviesa nuestro país como consecuencia de las políticas implementadas por el gobierno nacional". Cada vez más intendentes advierten sobre el agravamiento de la crisis social. 

"Lo dije una y mil veces. El ajuste sobre las necesidades básicas del pueblo de Escobar no será nunca una variable de mi gestión. Y en ese marco, haremos todos los esfuerzos que sean necesarios para defender a nuestra gente", siguió el jefe comunal, que anunció un pago extra a los empleados municipales, como modo de diferenciarse de Cambiemos. 

"Decidí otorgar a todos los trabajadores municipales un bono de $10.000, con el objetivo de contribuir a sus ingresos y llevar ayuda a sus familias. Dicho bono será cobrado en dos partes iguales de $5.000 -con los sueldos de septiembre y diciembre- y abarca a la totalidad de los empleados con excepción de los funcionarios con rango de secretarios y subsecretarios", destacó. 

Además, se supo que esta semana los intendentes peronistas tienen pensado acercarle una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal para que tome medidas "urgentes" contra la pobreza y el hambre.