La Convención de la UCR bonaerense se reunirá hoy en Arrecifes para establecer el marco de alianzas del partido en la mayor provincia del país, en medio de fricciones internas por la estrategia nacional que tendrán los radicales de cara a las primarias generales de agosto.

Los bonaerenses deliberarán en el Club Almirante Brown de Arrecifes una semana antes de que la Convención Nacional se reúna en Gualeguaychú, Entre Ríos, para decidir alianzas y quién representará al partido en las PASO, si el titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz o el ex vicepresidente Julio Cobos.

Pese al clima de tensión que vive el partido en el orden nacional por el proselitismo en favor de distintas alianzas, ya sea con el macrismo o con el massismo, y los últimos cruces entre Cobos y Sanz, el escenario bonaerense aparece, hasta el momento, algo más relajado.

Si bien las negociaciones entre los distintos sectores continuarán al menos hasta el comienzo de la Convención provincial, habría ya un principio de acuerdo: "atar" al radicalismo bonaerense al marco de alianza nacional que resulte de la reunión de Gualeguaychú, aseguraron a Télam diversas fuentes partidarias.

De esta manera, la UCR bonaerense que encabeza Ricardo Alfonsín -reacio a un acuerdo con el PRO de Mauricio Macri y el Frente Renovador de Sergio Massa- "pateará la pelota para más adelante", porque "nadie quiere jugarse" antes de la cita de Gualeguaychú, comentaron a esta agencia desde el Comité provincia.

El encuentro en Arrecifes será una prueba clave para Alfonsín, quien intenta reunir la mayor cantidad de los 73 convencionales nacionales que tiene la provincia de Buenos Aires para respaldar la postulación de Cobos en la reunión nacional a orillas del Uruguay y mantener a la UCR en el marco de alianzas del agonizante FAU.

Entre tanto, Sanz, principal impulsor de una alianza con el PRO, volvió a mostrarse ayer con el precandidato presidencial de ese partido, Mauricio Macri.

En Gualeguaychú, la ciudad que el sábado próximo cobijará a los convencionales radicales de todo el país, Macri y Sanz presentaron una alianza local en la que el ruralista Alfredo de Angeli respaldado por el PRO y el senador radical Atilio Benedetti competirán en primarias por la candidatura a gobernador.

Hoy Sanz salió al cruce de Cobos, quien ayer afirmó que "la UCR tiene sus propias banderas, no necesita mirar las banderas de otro partidos políticos", en alusión al macrismo y postuló que cualquier alianza deberá realizarse sobre "puntos de coincidencias" programáticas y no en "base al reparto de ministerios y cargos".

En declaraciones a FM Milenium, el titular del Comité Nacional replicó que el radicalismo "saldrá unido" de la Convención Nacional y afirmó que Cobos "tendrá que decir con quién quiere ir" a elecciones, para concluir que "tiene que haber una sola estrategia y un solo candidato, y la Convención tiene que definir ambas cuestiones".

"La estrategia mía está clara: yo quiero que mi partido vaya a un acuerdo más amplio que el de UNEN, y en un acuerdo más amplio yo prefiero ir con el PRO. Y está claro que la estrategia de Cobos es otra, es no ir con el PRO, así que tiene que explicar si quiere quedarse en UNEN o irse con Massa".

Por otro lado, el referente del Movimiento Nacional Alfonsinista (MNA), Leopoldo Moreau, afirmó que si la Convención Nacional de la UCR acuerda con el macrismo o promueve un frente de toda la oposición "estará siendo funcional al intento de una restauración conservadora en la Argentina”.

“Un acuerdo con Macri significa ir hacia una república corporativa, y nosotros estamos a favor de una república con pueblo”, concluyo el ex senador Moreau.