Una decena de ex candidatos de varios distritos bonaerenses del Frente Justicialista Cumplir formalizarán este fin de semana su pase al massismo, durante un plenario de dirigentes de 1País que se realizará el sábado. Sigue el desgrane de la fuerza de Florencio Randazzo,

Según indicaron desde 1País, la renuncia de la candidatura como diputado nacional de Ezequiel Auspitz, el ex líder de La Florería -la agrupación juvenil que supo impulsar la candidatura presidencial de Florencio Randazzo allá por 2015- fue el puntapié para que varios de los dirigentes de Cumplir abandonen al ex ministro de Transporte y se alisten en las filas de Sergio Massa.

Este fin de semana, el massismo presentará en una reunión plenaria a las nuevas incorporaciones a la fuerza 1País, y a los ex candidatos a concejales de Lomas de Zamora y Lanús, Emilio Reinoso y Karina Verón, se le sumarán los ex candidatos a concejales Raúl Cavalli (Lanús), Marcelo Tassielo (Quilmes), Thiago Klages (Pilar), Zoilo Aranda (Moreno), Gustavo Laup (General Alvarado), Melly Díaz (General Alvear), además de candidatos de Marcos Paz, Jose C. Paz, San Isidro, entre otros ex candidatos del Frente Justicialista Cumplir.

El ex referente de la Floreria, Ezequiel Auspitz insistió con que "el futuro del peronismo está con Massa. Estas primarias dejaron en claro que Cristina (Fernández de Kirchner) no va a volver a conducir al peronismo, y que a Randazzo no le dio la capacidad ni electoral ni política para conducir".

"No solo nos vamos todos nosotros, sino que se le fueron nueve de los diez intendentes, y que solo le quedaron Juan Manuel Abal Medina y Alberto Fernandez", insistió.

Por su parte, el ex candidato de Quilmes Marcelo Tassielo afirmó estar "convencidos que se van a seguir sumando y que con Sergio Massa la Argentina va a encontrar soluciones a los problemas que ni Cristina ni (el presidente Mauricio) Macri han podido resolver".

Con estas incorporaciones, la fuerza de Massa buscará fortalecer el perfil peronista de 1País; que mira octubre con el desafío de no seguir perdiendo votos y capital político en manos de la polarización.