Se llevó a cabo una reunión entre Intendentes peronistas con Máximo Kirchner para trabajar juntos en una lista de unidad, sólida, confiable y con potencia electoral.

El encuentro entre Máximo Kirchner y los intendentes se produjo ayer por la noche, y se supo que es el preludio de una serie de reuniones proyectadas con otros sectores. Además, se agendó una reunión para el próximo martes, en el que según allegados “se avanzaría en la construcción de una lista de unidad, sólida, confiable, con potencia electoral y que no provoque fugas”.

Asimismo, se hizo hincapié en el panorama "desolador" que atraviesan cada uno de los distritos en cuanto a la grave situación económica y el empobrecimiento de sectores de la población. En este sentido, se buscó el "compromiso" de los presentes de trabajar juntos para revertir la realidad de la Provincia.

El asado se llevó a cabo en la casa del diputado nacional Juan Cabandié y participaron, además de Máximo Kirchner, los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; La Matanza, Verónica Magario; malvinas Argentinas, Leo Nardini,; Escobar, Ariel Sujarchuk; Avellaneda, Jorge Ferraresi; Merlo, Gustavo Menéndez; Moreno, Walter Festa; Ensenada, Mario Secco; Partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús; Mercedes, Juan Ustarroz; Pehuajó, Pablo Zurro y de Francisco Durañona. Los diputados nacionales, Eduardo "Wado" de Pedro y Andrés Larroque. También estuvo el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza.

Este encuentro eclipsa la posible candidatura de Florencio Randazzo que pidió pista para participar en las PASO. Con este panorama el ex ministro quedaría muy aislado y sin dirigentes de peso que lo rodeen, con referentes del Movimiento Evita como el "Chino" Navarro y los intendentes del Esmeralda que todavía lo apoyan, como lo son "Bali" Bucca y Gabriel Katopodis. Claro esta que para participar de una interna dentro del peronismo con ese sólo no le alcanza.